CONTACTO:

Página web: www.aretehuelva.org
Correo: info@aretehuelva.org
Facebook: http://www.facebook.com/ASOCIACION.ARETE.HUELVA
Teléfono: 622033510

CITAS

Los niños superdotados son los mejores frutos del árbol de la humanidad pero a la vez son los que corren mayor peligro. Cuelgan de sus ramas más frágiles y pueden romperse fácilmente.

PRÓXIMOS EVENTOS

SI QUIERES CONOCER LAS NORMAS DE ASISTENCIA PARA LAS ACTIVIDADES DE ARETÉ PULSAR AQUI

SI QUIERES ASOCIARTE PULSA AQUÍ



Si estás interesado en que en tu centro se pueda impartir la conferencia "Cómo son, cómo se sienten" sobre los niños y niñas de alta capacidad, puedes solicitarlo a diego@aretehuelva.org

AVISO IMPORTANTE

ANTE LAS PREGUNTAS SOBRE LAS EMPRESAS PRIVADAS "INSTITUTO INTERNACIONAL DE ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES" Y "CONSEJO SUPERIOR DE EXPERTOS" EN TODAS SUS VERTIENTES LOCALES, COMUNICAR QUE NI LA CONFEDERACIÓN ESPAÑOLA "CONFINES", NI LA FEDERACIÓN ANDALUZA "FASI", NI ESTA ASOCIACIÓN TENEMOS NADA QUE VER CON LA CITADA ENTIDAD, NI MUCHO MENOS LA APOYAMOS.

MAS INFORMACIÓN AQUI

viernes, 20 de agosto de 2010

MAMÁ, ME VOY A ESTUDIAR A CHINA

Bueno... ojalá esto sirva de ejemplo de que no debemos dejar escapar los talentos. Cuántos niños y niñas se podrían beneficiar de estas oportunidades en España si se decidiese aprovechar el talento. ¿Os imagináis esta oportunidad sin tener que poner un límite por temas económicos? ¿cómo? Muy sencillo, haciendo que este tipo de iniciativas se abran en centros de España. ¿POR QUÉ NOS ASUSTAMOS ANTE CENTROS ESPECIALIZADOS EN ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES, Y SIN EMBARGO APLAUDIMOS EL PROGRAMA ADO, UN PROGRAMA CON CENTROS ESPECIALIZADOS EN ALTAS CAPACIDADES DEPORTIVAS?

FUENTE: ABC de Sevilla «Mamá, me voy a estudiar a China»

Día 19/08/2010 - 23.16h



ABC


Cuando Guillermo Martínez, de dieciséis años, habla de la experiencia que le espera el curso que viene, se le ilumina la cara. No le asustan las veintitrés horas de vuelo ni los miles de kilómetros de distancia que le separarán de su casa. «Estoy nervioso, pero porque estoy deseando irme», confiesa este chico de Espartinas, uno de los doce españoles afortunados que han recibido una beca para estudiar en alguno de los centros que la Fundación Colegios del Mundo Unido tiene repartidos por el globo. Una beca de nada más y nada menos que 42.000 euros, lo que cuesta cursar el bachillerato en un centro internacional en la otra punta del mundo junto a chicos y chicas de más de ochenta países.
¿Por qué Hong-Kong? Se preguntarán algunos. Guillermo tiene miras de futuro. «Me comentaron que el de Hong-Kong es uno de los mejores colegios en materia de ciencias, y la verdad es que los chinos tienen un nivel de matemáticas asombroso, me da hasta un poco de miedo» comenta.
Aunque su expediente revela que tiene poco que temer: ha terminado la ESO en el instituto público Lauretum con una media de diez. Precisamente las matemáticas y la física son sus puntos fuertes, aunque sigue siendo brillante en lengua o historia. «No me gustan nada las letras, pero también hay que sacarlas» dice, modesto. Con todo, asegura que no dedica mucho tiempo a estudiar. De hecho, le sobra para practicar natación, tocar la guitarra eléctrica —«he asistido a clases, pero es más bien autodidacta»— o colaborar con Amnistía Internacional, traduciendo cartas al inglés.
Además, Guillermo rompe con el estereotipo de «empollón» alejado de la vida social, y es que también saca tiempo para conectarse al tuenti a hablar con sus amigos —tiene unos 200 en la red social— o salir con ellos, como cualquier chico de su edad. «Para mí los amigos son sagrados. Además de formarse académicamente yo creo que es muy importante formarse como persona, No me va eso de estar en casa todo el día encerrado, yo antes dejaría un poco de lado los estudios para estar con la gente y socializarme» comenta el joven. Le pesa dejar a sus amigos aquí, pero no le preocupa demasiado. «Sé que allí voy a hacer muchos más, y que cuando vuelva seguiré con ellos».
Una dura prueba
Un boletín de notas plagado de sobresalientes es un requisito fundamental para obtener un billete a China, pero también fue necesario pasar por un duro proceso de selección. Tras enviar un formulario de aptitudes, Guillermo tuvo que presentar un proyecto social que pudiese realizar en su localidad —ideó un centro multicultural para jóvenes donde compartir experiencias tanto en persona como vía internet— y presentarlo ante un jurado. «Tenía tres minutos para presentarlo, sin apoyo de power point ni nada. Una vez allí me dí cuenta de que podía llevar unos papeles como chuleta, pero como me lo sabía de memoria no me hizo falta» cuenta. Por último, una entrevista 'personal' ante diez jueces que a Guillermo le supo a interrogatorio. «Hacían preguntas un poco a mala leche» bromea, pero terminó pasando la prueba.
El próximo 3 de septiembre volará hacia el colegio Li Po Chun de Hong-Kong, donde por las mañanas asistirá a clases de lengua y literatura española, Mandarín, matemáticas, física, química y pensamiento político. «Las clases serán en inglés, pero no se exige tener un alto nivel previo para dar igualdad de oportunidades. Si un chaval africano tiene talento y es igual de válido, no debería quedarse fuera por no saber inglés» explica Guillermo. No obstante, este chico que obtuvo el First Certificate in English con 14 años no parece que vaya a tener problemas con el idioma sajón. Las tardes también las tendrá ocupadas con deporte, servicios sociales y al campus y alguna actividad creativa como teatro, música o danza. «Me gustaría aprender a bailar salsa» afirma, y aunque China parezca un lugar atípico para practicarla, hay que tener en cuenta que estará con chicos de todas las nacionalidades.
Sus padres están encantados con el destino que le espera a su hijo,a pesar de que lo verán pocas veces al año. De hecho, en cuanto su padre se enteró de la existencia de la fundación y sus centros hace unos cinco años, ya lo vio como un destino claro para su hijo. «Era más bien un sueño, una lotería, tenía esperanzas de que le tocase y así ha sido» afirma. Lo cierto es que Guillermo atribuye a sus padres muchos de sus méritos. «Desde pequeño se han preocupado porque estudiase, y además me han llevado mucho de viaje y a conocer muchas cosas, lo cual les agradezco» cuenta el joven. Uno de los viajes que más le marcaron fue el que realizó por Asia el año pasado, lo que también ha influido a la hora de elegir destino. Cuando vuelva de su viaje, con un currículum y experiencias muy ricos a sus espaldas, Guillermo piensa afrontar un nuevo reto: «estudiar Física».

VI CONGRESO INTERNACIONAL DE PSICOLOGÍA Y EDUCACIÓN. VALLADOLID 2011

Acabamos de recibir, a través de nuestros amigos de la Plataforma EXCELENCIA, de la que somos muchos participes, un enlace a un evento que promete ser muy, pero que muy interesante. Os animamos a todos los que nos seguís habitualmente a que asistáis, y si sois de los que tenéis algo qué decir, que participéis, está abierto el plazo de presentación de trabajos. 

La web es: VI Congreso Internacional de Psicología y Educación

miércoles, 18 de agosto de 2010

INVENTARIO DE INTELIGENCIAS MÚLTIPLES PARA ADULTOS

Este curioso inventario ha sido sacado de la web dedicada a las Inteligencias múltiples: http://inteligenciasmultiples09.wordpress.com/

Es curioso cuanto menos y para pasar un rato rellenándolo.


Un inventario de las Inteligencias Múltiples  para adultos.
Con la finalidad de provocar inquietudes, tanto personales como colectivas, me siento invitado a ofrecer un  pequeño, pero valioso inventario de algunas actividades propias que pueden mostrarnos a cada uno de nosotros, las posibles inclinaciones o facilidades que pudiéramos tener y que están contempladas dentro de la teoría de las Inteligencias Múltiples.
Por otro lado, cabe aclarar que si bien, actualmente la teoría de la Inteligencias Múltiples sostiene un número mayor, solo trabajaremos con siete, respetando el texto fuente.
Mediante las respuestas positivas o negativas que demos a cada uno de los interrogantes, podremos visualizar el nivel que tenemos de cada una de la Inteligencias.
Por último, esto no es un desarrollo mío, es tomado del texto, “Las Inteligencias Múltiples en el Aula”, de Thomas Armstrong -1993 – Ed. Manantial- Buenos Aires.
Marque las afirmaciones  en cada categoría. Se provee de un espacio al final de cada inteligencia para que Ud. agregue  información adicional a la que se haga referencia en los ítems del inventario.
Inteligencia Lingüística
—- Para mí los libros son muy importantes.
- Puedo escuchar las palabras en mi cabeza  antes de leerlas, decirlas o escribirlas.
- Puedo extraer más de una emisión radial o de un casete con textos grabados que de la televisión o de las películas.
- Me gustan los juegos con palabras, como Scrabble, Anagramas o Santo y Seña.
- Me agrada entretenerme o entretener a otros con trabalenguas, rimas sin sentido o chistes verbales.
- Las otras personas muy a menudo tienen que detenerse y pedirme que explique el significado de las palabras que uso en mis textos escritos o en mi lenguaje hablado.
- Lengua, estudios sociales e historia fueron mucho más fáciles para mí en mis años escolares que las matemáticas o las ciencias.
- Cuando manejo por una autopista presto más atención a las palabras  escritas en los carteles que al paisaje.
- Mi conversación incluye referencias frecuentes  a cosas que he leído u oído.
- Recientemente escribí algo de lo que me sentí particularmente orgulloso y que me ganó el reconocimiento de otros.
Otras fortalezas lingüísticas:
—–
—–
Inteligencia Lógico- Matemática
—- Puedo calcular número mentalmente con facilidad.
- Las matemáticas y/o las ciencias  estaban entre mis favoritas en la escuela.
- Me gusta jugar juegos  o resolver problemas que requieren pensamiento lógico.
- Me gusta armar experimentos de “¿qué pasaría si…?” ( por ejemplo: “Qué pasaría si duplico  la cantidad de agua que le hecho a las rosas cada semana ¿”)
- Mi mente busca los patrones, las regularidades o las secuencias lógicas en las cosas.
- Me interesan los nuevos desarrollos de las ciencias.
- Creo que casi todo tiene una explicación racional.
- A veces pienso en conceptos claros, abstractos, sin palabras y sin imágenes.
- me gusta encontrar defectos lógicos en las cosas que las personas dicen o hcen en su casa o en su trabajo.
- Me siento más cómodo cuando algo ha sido medido, categorizado, analizado o cuantificado de algún modo.
Otras fortalezas lógico- matemáticas:
——
——
Inteligencia Espacial:
—- Cuando cierro los ojos muy a menudo veo imágenes visuales claras.
- Soy sensible a los colores.
- Con frecuencia uso una cámara  o una grabadora  de video para registrar lo que veo a mi alrededor.
- Disfruto al armar rompecabezas y hacer laberintos y otros problemas visuales.
- De noche tengo sueños vividos.
- Por lo general me resulta fácil encontrar mi camino en lugares que no conozco.
- Me gusta dibujar o hacer dibujitos mientras hago otras cosas ( por ejemplo al hablar por teléfono)
- Para mí, en la escuela, la geometría fue más fácil que el álgebra.
- Puedo imaginar sin dificultad cómo se vería una cosa desde arriba, a vuelo de pájaro.
- Prefiero los materiales de lectura que tienen muchas ilustraciones.
Otras fortalezas espaciales:
——
——
Inteligencia Corporal- Kinética:
—- Practico de manera regular por lo menos un deporte o actividad física.
- Me resulta difícil estar sentado durante períodos largos de tiempo.
- Me gusta trabajar con mis manos en actividades concretas como coser, tejer, tallar, trabajos de carpintería o construcción de modelos.
- Mis mejores ideas a menudo me vienen cuando he salido a dar una caminata larga o correr, o mientras estoy ocupado en alguna otra actividad física.
- Muy frecuentemente prefiero pasar mi tiempo al aire libre.
- Cuando converso con alguien muchas veces uso señales, gestos u otras formas de lenguaje corporal.
- Necesito tocar las cosas para saber más de ellas.
- Disfruto las actividades físicamente arriesgadas u otras formas similares de acción física que me enfrenten con el peligro.
- Me describiría como bien coordinado.
- Me gusta practicar una nueva habilidad física más que leer sobre ella o verla representada en una filmación.
Otras fortalezas corporal-kinéticas:
—–
—–
Inteligencia Musical:
—- Tengo una voz agradable para cantar.
- Puedo darme cuenta cuando una nota musical está fuera de tono.
- Escucho música frecuentemente por la radio, en discos, casetes o discos compactos.
- Toco un instrumento musical.
- Mi vida sería más pobre si en ella no existiría la música.
- A veces me sucede que al caminar por la calle llevo en la mente una melodía  o un jingle de televisión.
- Con facilidad puedo seguir el ritmo de una pieza musical con algún instrumento de percusión simple.
- Conozco de memoria muchas piezas musicales y canciones.
- Si escucho una o dos veces una pieza musical, por lo general puedo volver  a cantar la melodía  con bastante precisión.
- a menudo, tamborileo o canto melodías sencillas mientras trabajo, estudio o aprendo algo nuevo.
Otras fortalezas musicales:
—–
—–
Inteligencia Interpersonal:
—- Soy el tipo de persona a quien vienen para contarme cosas o pedirme consejo otras personas en mi trabajo o en el barrio donde vivo.
- Prefiero los deportes que se practican en grupo, como el fútbol o el voleibol a los deportes solitarios como la natación o las carreras de fondo.
- Cuando tengo algún problema, lo más frecuente es que busque a otra persona para contárselo y pedirle ayuda antes, que tratar de resolverlo por mí mismo.
- Tengo por lo menos tres amigos íntimos.
- Prefiero los pasatiempos sociales como El Estanciero o el bridge, antes que las recreaciones solitarias como los juegos de computadora o los juegos de carta solitarios.
- Disfruto el desafío de enseñar a otra persona, o grupos de personas, las cosas que sé hacer.
- Me considero un líder ( u otros me han dicho que lo soy)
- Me siento cómodo en medio de una multitud.
- Me gusta participar en las actividades sociales que están relacionadas con mi trabajo, iglesia o comunidad.
- Prefiero pasar la noche en una fiesta animada antes que quedarme solo en casa.
Otras fortalezas interpersonales:
—–
—–
Inteligencia Intrapersonal:
—- De manera regular paso tiempo solo meditando, reflexionando o pensando en cosas importantes.
- He asistido a sesiones de terapia o seminarios de crecimiento personal para aprender más sobre mí mismo.
- Soy capaz de resistir los golpes de la vida.
- Tengo un hobby o interés personal que por lo general no comparto con otros.
- Tengo algunas metas importantes para mi vida sobre las que pienso de manera regular.
- Tengo una visión realista de mis fuerzas y de mis debilidades (apoyado en las reacciones de otros)
- Preferiría pasar un fin de semana solo en una cabaña en el bosque antes que en un balneario de moda rodeado de mucha gente.
- Considero que poseo una voluntad fuerte y una mente independiente.
- Llevo un diario personal donde registro las cosas que suceden en mi vida interior.
- trabajo por mi cuenta o por lo menos he pensado seriamente en establecerme de manera independiente.
Otras fortalezas intrapersonales:
—–
—–
Que les sea útil y lo puedan disfrutar.
Lic. José Miguel Toro
Argentina

OTRA MANERA DE EVALUAR A UNA PERSONA

FUENTE: http://inteligenciasmultiples09.wordpress.com


Al desenvolverme en un ámbito laboral donde se produce, necesariamente la interacción constante entre diversas personas de ambos sexos, a lo largo de toda la jornada y durante toda la semana,  y observando esas formas de interacción, se me ocurrió detenerme un instante a considerarlas. Este ejercicio motivó el que me sumergiera en textos que trataran estas problemáticas y encontré este, que me parece de una riqueza enorme y actual. Es por ello que se los presento y, también, me disculpo frente al autor, si cometo alguna herejía semántica.
Estamos acostumbrados a tener por inteligentes a las personas que han sido evaluadas por su coeficiente intelectual ( C.I.),  pero desde este lugar y de la mano de lo que nos enseña Daniel Goleman en su  libro “Inteligencia Emocional”, deberíamos decir, que el C.I, es solo, una forma de evaluar a las personas.
Pero en rigor de verdad, debemos señalar que existe otra forma de conocer las capacidades reales de una persona, esa otra forma, se encuentra contenida, en la Teoría de las Inteligencias Múltiples, planteada por H. Gardner, en la década de los 80.
A los efectos de mostrar lo que adelantamos, proponemos un pequeño párrafo comparativo, a título de ejemplo, donde veremos las formas habituales de conducta de un hombre y una mujer, vistos desde el punto de vista del C.I. y de la Inteligencia Emocional, que como sabemos, es una de las varias que propuso el Dr. Gardner en su libro “Frames of mind” (Estructuras de la Mente).
Este pequeño párrafo tiene el objetivo de mostrar cómo se pueden descubrir otras facetas diversas y más completas de una persona, si cambiamos el modo de realizar la evaluación.
El hombre de elevado C.I. se caracteriza- lo cual no es de extrañar- por una amplia variedad de intereses y habilidades intelectuales. Es ambicioso y productivo, previsible y obstinado, y no se preocupa por sí mismo. También tiene tendencia a ser crítico y condescendiente, fastidioso e inhibido, se siente incómodo con la sexualidad y la experiencia sensual, es inexpresivo e indiferente, y emocionalmente afable y frío.
En contraste, los hombres que tienen una inteligencia emocional elevada son socialmente equilibrados, sociables y alegres, no son pusilánimes ni suelen pensar las cosas una y otra vez. Poseen una notable capacidad de compromiso con las personas o las causas, de asumir responsabilidades y de alcanzar una perspectiva ética; son solidarios y cuidadosos de las relaciones. Su vida emocional es rica y apropiada; se sienten cómodos con ellos mismos, con los demás y con el universo social donde viven.
Las mujeres que pertenecen exclusivamente al tipo de C.I. elevado tienen la seguridad intelectual esperada, expresan fluidamente sus ideas, valoran las cuestiones intelectuales y poseen una amplia variedad de intereses intelectuales y estéticos También suelen ser introspectivas, son propensas a la ansiedad, a la reflexión, a los sentimientos de culpabilidad y vacilan cuando se trata de expresar abiertamente su ira (aunque lo hacen indirectamente).
En contraste, las mujeres emocionalmente inteligentes suelen ser positivas y expresan sus sentimientos abiertamente, y se muestran positivas con respecto a ellas mismas; para ellas, la vida tiene significado. Al igual que los hombres, son sociables y expresan sus sentimientos de manera adecuada (más que en estallidos de los cuales podrían arrepentirse más tarde); se adaptan bien a la tensión. Su aplomo social les permite comunicarse fácilmente con personas nuevas; se sienten  lo suficientemente cómodas con ellas mismas para ser alegres, espontáneas y abiertas a la experiencia sensual. A diferencia de las mujeres que pertenecen exclusivamente al tipo de C.I. elevado, rara vez se sienten ansiosas o culpables, ni se hunden en la reflexión.
Por supuesto, esta descripciones son extremas; en todos nosotros hay una mezcla  de C.I. e Inteligencia emocional en diversos grados.”
El texto fue extraído del libro “Inteligencia Emocional”- de Daniel Goleman – Pág. 66- Ed. Vergara – Buenos Aires – 1996
Preparado por el Lic. José Miguel Toro
Argentin

NIÑOS CON TALENTO, ¿ADULTOS CON ÉXITO?

Otro vídeo en el que se dan algunas nociones que inciden en los falsos estereotipos. Si eres de los que piensan que tu hijo o hija no puede ser superdotado porque no es perfecto...

domingo, 15 de agosto de 2010

UNA ALTA CAPACIDAD. Relato de Nati Santana.

Sirva este relato para inaugurar nuestra biblioteca personal del blog. Esperamos recibir tanto relatos como fotografías que reflejen el mundo de la inteligencia y de las Altas Capacidades Intelectuales. En este caso es un relato increíble que participó en nuestro II Concurso Internacional de Creatividad Literaria. 

Os animamos a participar. Seáis adultos o más jóvenes.

UNA ALTA CAPACIDAD de Nati Santana

     Oscuridad.

     Abro de nuevo los ojos, no hay cambios, vuelvo a ver el mismo mundo homogéneo lleno de figuras semejantes.

     Empiezo a moverme, sin tomar contacto con el suelo, haciendo rodar la cápsula en la que vivo día y noche, que tiene un aire en el que solo yo puedo respirar.

     Empiezo a subir unas escaleras, mi mente está en blanco, no se donde estoy, ni qué hago aquí, ni a dónde voy exactamente; me guían mis pies dentro de mi cápsula, que contiene el aire que respiro: un aire muy distinto al de fuera.... 

     Veo algunas de las figuras, que me saludan, pasan por mi mente algunos recuerdos en los que hablo con ellas, algunas llevan en mi misma clase en el colegio desde que tenía tres años; sin embargo, los pensamientos salen de mi cápsula y rebotan en ella al intentar entrar de nuevo, al igual que sus palabras, y todo lo que tiene que ver con ellas,  y vuelvo a pensar por millonésima vez que no conozco  esas figuras.

   De pronto, ocurre algo, una de ellas, alta y adornada exageradamente,  choca con mi cápsula, se da la vuelta y, mirándome a través de ella, empieza a decir palabras extrañas en un idioma insólito que oigo todos los días y nunca soy capaz de entender.

    No sé lo que dicen esas palabras, pero hacen que el tamaño de mi cápsula disminuya y el aire se comprima; noto la presión en cada parte de mi cuerpo, no puedo respirar e intento que esto termine diciendo algunas palabras en mi idioma; eso hace que pare de hablar, aunque ahora se ría de mi  resolución.

     Me alejo de las risas, que por alguna razón no se me contagian y  me asomo con avidez a una estancia donde el aire es parecido al mío, donde veo pensamientos y opiniones parecidas a las mías, mi cápsula va desapareciendo... estoy a punto de entrar cuando un serio guardián de la puerta se interpone en mi camino y, empujándome hacia atrás, la cierra, obligando a mi cápsula a aparecer de nuevo.

     Entro en la misma sala donde he estado pasando seis horas al día durante siete meses, aunque nada me parece familiar....

     Llego al sitio exacto donde he pasado ese tiempo, en el que sólo hay una mesa y una silla, y hasta que no me siento y empiezo a esparcir por ellos mi aire, mis ideas y mi idioma, no cede la cápsula para dejar entrar ese espacio, que pasa de formar parte de la homogeneidad del entorno, a transformarse en un mundo donde cada milímetro es diferente al anterior.

     Entonces, algo aparece en la estancia que me llama la atención, es una mezcla de las figuras de antes y de mí misma, más parecida a mí que a ellas, que saluda y se sienta en su sitio; no tiene cápsula, y habla un idioma que todos entendemos, tanto las figuras como yo.

     Empieza la clase, el recién aparecido se levanta y se acerca a la pantalla (también conocida como “pizarra”)donde mis ideas se exponen un minuto después de pasar por mi cabeza.

     Dibuja un laberinto extraño y empieza a explicar cómo llegar a la salida, ahora arriba, ahora abajo, a la derecha, a la izquierda; intento seguir ese camino, pero mi mente se desvía y llega a la salida por un camino mucho mas fácil y corto, que las figuras y el ser intermedio califican como complejo.

     Después de esto, llegan nuevos laberintos con diferentes claves para llegar al final, pero mi clave, única e inadvertida, me sirve para llegar mucho antes a la salida de esos laberintos, por lo que vuelvo a distraerme.

     Mi mente viaja a otro mundo, un mundo en el que puedo respirar, en el que mis ideas corren a su aire sin miedo a caerse... un mundo anhelado por ser el único que puede entrar en mi cápsula....

     De repente, suena el timbre; involuntariamente, empiezo a recoger mis cosas y salgo de la sala, bajo las escaleras, salgo por la misma puerta por la que entré hace ya seis horas y, tras dirigirle una  última mirada al instituto, pienso de nuevo que éste nunca entrará en mi cápsula...

    Afortunadamente, hoy voy a visitar ese mundo que tanto ronda mis pensamientos.

      Me subo en el coche, la música que oigo hace que mi cápsula se vuelva más sensible, ya que siempre es bien recibida.

     Al bajar del coche, todo cambia, allí esta la puerta que me llevara lejos de lo que no comprendo...la abro y, allí están, mis amigos.

    A cada sonrisa, a cada saludo, a cada paso que doy, mi cápsula va diluyéndose, hasta que mi aire se fusiona con el del entorno, que es igual, porque, en realidad, mi cápsula es una pequeña parte del aire que ahora nos rodea, que intenta protegerme cuando no tengo el  mismo espacio que suelo tener cuando estamos todos juntos.

      Me acerco a ellos, y aunque no hace mucho tiempo que los vi por primera vez, me doy cuenta de que los conozco mucho más que a esas figuras porque  hablan mi idioma, tienen mis mismas ideas, los conozco porque me conozco a  mí misma.

     Sé que esto sólo va a durar tres horas y luego volverá todo a la normalidad, pero vale la pena tener una capacidad diferente a la de los demás, si así puedo vivir estas  cortas horas en las que se mezclan la diversidad  y  la similitud.


    Y resumo este relato en un lema: aunque el lado negativo de nuestras vidas intente tragarnos, el positivo siempre estará ahí para abrirle la boca al lobo.



ELISA ÁLVAREZ EN LA SER. LOS GAR ¿QUÉ SON?

Elisa Álvarez y algunos de los participantes de los GAR. Es interesante poder comprobar como estos niños y niñas, realmente profundizan en lo que les interesa. Se puede comprobar como estos niños son excepcionales en sus aprendizajes por la profundidad a la que son capaces de llegar, y esto demuestra que este tipo de alumnado no puede ser educado dándole lo mismo que al resto, sino que tiene que cambiarse un poco la pedagogía para adecuarla a este tipo de alumnado.

Pincha aquí para escuchar el programa

viernes, 13 de agosto de 2010

ARTÍCULO SOBRE ALTAS CAPACIDADES. FUNDACIÓN PROMETE.

EN UN RINCÓN DE LA CAMPANA DE GAUSS SE SITÚA UN SEGMENTO POBLACIONAL INDEFENSO ANTE LA POTENCIALIDAD DE SU PROPIO TALENTO. COMÚNMENTE CONOCIDOS COMO SUPERDOTADOS, EL COLECTIVO DE PERSONAS CON ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES REPRESENTA APROXIMADAMENTE UN 2 POR CIENTO DE LA POBLACIÓN ESPAÑOLA, ESA MISMA QUE A VECES OLVIDA QUE SU GENIALIDAD VA MÁS ALLÁ DE FACTORES PURAMENTE GENÉTICOS. FAMILIARES, ASOCIACIONES Y FUNDACIONES SE ESFUERZAN POR QUE TENGAN LA POSIBILIDAD DE ACCEDER A UN ENTORNO PROPICIO QUE NO LOS MARGINE Y MENGÜE SU INTELECTO.
LA VISIÓN DE LA PSICÓLOGA MYRIAM MORÁN
En torno a los niños con altas capacidades existe toda una mitología. Unas creencias preestablecidas que la psicóloga y colaboradora de la Asociación Inteligencia y Vida, Myriam Morán, se encarga de desmoronar. “Un niño no se enfrenta a más problemas psicológicos por el único hecho de poseer altas capacidades. Un problema psicológico aparece en la medida en que una persona no es capaz de dar una respuesta satisfactoria a las demandas que el medio le exige. Cuando la respuesta del individuo no puede modificarse por tratarse de una condición biológica, es el medio el que tiene que tener la capacidad para adaptarse a dicha condición”, reseña Morán.
En este sentido, “un niño con la condición biológica de ‘altas capacidades cognitivas’ ofrece respuestas siempre adelantadas a lo esperable. Existe un desajuste entre su edad cronológica y su edad mental, por lo que no está ofreciendo las respuestas concretas que el medio le exige. Es el momento en que se da este desequilibrio cuando aparecen los problemas psicológicos de los niños con altas capacidades, que suelen ser frustración, desmotivación, pasividad, fracaso escolar, ansiedad y, en algunos casos, agresividad”, recalca Myriam. Bajo rendimiento o fracaso escolar. La delgada línea que separa ambos conceptos a veces difumina la realidad. “En el caso de los niños con altas capacidades, las estadísticas sitúan en aproximadamente un 66 por ciento el número de niños con problemas de bajo rendimiento escolar en España, aunque, afortunadamente, no todos estos casos derivan en fracaso escolar. Generalmente estas cifras se explican porque los niños se encuentran frustrados, les aburre estudiar los contenidos previstos para su curso, así que se distraen en clase, son reacios a hacer los deberes porque les resultan actividades demasiado repetitivas, se desmotivan y abandonan sus hábitos de trabajo intelectual”, destaca la psicóloga y colaboradora de la Asociación Inteligencia y Vida. Las familias con hijos ‘sobredotados’ acuden a diversos gabinetes psicológicos para buscar “un proceso de evaluación exhaustivo que posibilite ofrecer un diagnóstico fiable y, en segundo lugar, buscan orientación y pautas con las que potenciar sus capacidades intelectuales sin olvidarse del bienestar emocional del niño”, apunta Morán.

Generalmente las familias llegan “desorientadas”, pero es un proceso que a la postre resulta beneficioso porque pueden darse casos surrealistas. Como bien resalta Myriam, a su consulta llegó un niño de diez años para evaluarlo puesto que un neurólogo había diagnosticado un trastorno de déficit de atención e hiperactividad. “El pequeño estuvo recibiendo tratamiento farmacológico durante seis meses y lo que ocurría era que tenía un cociente intelectual muy por encima del resto”. Por tanto, es fundamental detectar las altas capacidades en edades precoces no sólo para tratar correctamente su desarrollo cognitivo sino para que no deriven en síntomas depresivos y tediosos que confluyan en su rendimiento escolar e incluso en diagnósticos desafortunados.
Fuente: www.fundacciones.com


Altas capacidades: entre el éxito y la marginación
 / F. Romero Cordobés

Fundacciones_ Alrededor de un océano de profunda incomprensión se erige la isla llamada talento perdido. Sin el apoyo institucional y educativo, las potencialidades de miles de personas con altas capacidades han naufragado en un mar de injusticia. éstas no han contado con las mismas oportunidades desde su más temprana infancia. Es decir, su rendimiento cognitivo no se ha desarrollado en función a sus posibilidades. Un motor intelectual prioritario, por ejemplo, para salir de la crisis económica, para generar cambios positivos. Einstein, Galileo, Edison o Platón conforman parte de la dictadura del lenguaje conocida como ‘superdotados’. Calificativo que, implícitamente, genera marginación y distinción negativa sobre el resto. Y antes, incluso la hoguera.
Sea por motivos hereditarios o por el entorno en el que se educan, existe una capa poblacional con un extraordinario potencial de aprendizaje y en ocasiones unas sensibilidades distintas al resto. Niños que se aprenden cuentos de memoria antes de aprender a leer, pequeños que con seis años ya practican en la bañera el principio de Arquímedes, hijos que se preguntan con cinco años cómo solucionar el agujero de la Capa de Ozono, jóvenes egiptólogos con 12. Parecen ejemplos ficticios para dibujar una realidad, pero la paleta que se ha utilizado es tan real como la existencia de estos pequeños. Existen en torno a ellos un profundo desconocimiento que genera problemas de desarrollo en su capacidad.
Al este de la campana de Gauss se sitúa aquel segmento poblacional que tiene un percentil más allá del número 98. El mencionado gráfico matemático dibuja una parábola en cuya parte más ancha se encuentra la gran mayoría de los ciudadanos, mientras que el extremo menos ondulado representaría ese 2 por ciento poblacional conocido como ‘sobredotado’. En España, partiendo de este dato, se podría afirmar que alrededor de 80.000 personas alcanzan el cociente intelectual de 130 y sólo 400 personas traspasarían la barrera de 150.
Desde el Ministerio de Educación se maneja un censo que estima que el 10 por ciento de los alumnos, en el mejor de los casos, tiene en potencia altas capacidades que desarrollar, pero ¿cuántos han sido evaluados? “Un niño no se puede evaluar en un día. Sólo se pueden realizar aproximaciones. Las pruebas más fiables son las escalas Wechsler y se requieren dos sesiones. Además, el padre de las inteligencias múltiples, Howard Gardner, apuntaba hacia la necesidad de valorar también la habilidad creativa y otras capacidades especiales. Por tanto, es difícil creer que esos estudios se realicen en los centros escolares”, señala el presidente de la Asociación Inteligencia y Vida, José Luis Freire. Este colectivo, de reciente creación, pretende impulsar la alta capacidad en cualquier edad y considerando la totalidad de las inteligencias; aunando profesionales de diferentes sectores y ofreciendo asesoramiento
a las familias y personas con esta condición.
En los centros escolares diseminados por todo el territorio nacional no existe una preparación específica para los docentes. La frase ‘tú no contestes que ya sé que te lo sabes’ es una constante que provoca marginación y falta de estímulos. “La actual legislación no prevé otra cosa que no sea la promoción de curso. Es innegable que un niño con un alto cociente intelectual se aburre en las clases, pero la solución no radica en la promoción ya que puede generar problemas de sociabilización importantes. Si es necesario habría que implicarle con trabajos extras, pero lo primordial es una ley de bases suficiente para que cada comunidad autónoma legisle sobre unas pautas preestablecidas coherentes”, apunta Freire.
Los grandes olvidados de la educación son aquellos cuya aportación puede ser crucial en momentos coyunturales complicados. Las familias que tienen un hijo ‘diferente’ por su alto potencial normalmente se encuentran en una situación de inseguridad. No encuentran la ayuda necesaria para canalizar el mencionado potencial. En muchas ocasiones la escuela se convierte en un freno. De ahí la existencia del colectivo que preside José Luis Freire.
La Ley Orgánica de 2006 dictamina la necesidad de atender de manera excepcional a las personas con alta capacidad,
pero su aplicación es complicada, por falta de recursos y por el desconocimiento generalizado de la materia. Ante tal panorama educativo, no es de extrañar el alto índice de bajo rendimiento escolar que ostentan las personas con altas capacidades. Es evidente que comprenden antes que el resto, por lo que florece la desidia. “El ambiente escolar puede ser frustrante y de ahí que se encierren en su cápsula”, señala el presidente de la Asociación Inteligencia y Vida.
La detección precoz, la formación de padres y docentes y la motivación intelectual y emocional son aspectos fundamentales
para las personas con altas capacidades en edades tempranas. Si estos parámetros no son utilizados correctamente pueden derivarse “desequilibrios importantes e incluso casos de neurosis”, advirtió.
Fundación Promete
Ante el marco legislativo actual y con las carencias educativas que existen alrededor de los niños con alta capacidad,
Fundación Promete ha decidido dar un paso hacia delante y extrapolar su experiencia en La Rioja hacia otros puntos de
España. Así se ha creado la delegación en Andalucía. Este colectivo sin ánimo de lucro nace a raíz del compromiso social de diversas entidades empresariales “para diseñar proyectos que alcancen a toda la población escolar, evaluando el mayor número posible de capacidades y tratando de ofrecer estímulos variados desde su desarrollo”, asevera su director
general, Raúl Martínez.
Para esta fundación “en el modelo educativo actual se imparte a todos los alumnos la misma materia al mismo ritmo,
independientemente de su nivel. Se ha logrado implantar medidas correctoras en aquellos que no llegan al nivel medio, pero todos aquellos jóvenes que requieran estímulos mayores que los normales no están recibiendo lo que necesitan, y ese es un problema real”, apuntó Martínez. La individualización de los itinerarios y ritmo de aprendizaje, manteniendo nexos de socialización. Individuo y sociedad actuando como uno solo desde un feedback mutuo.
Pero no sólo ese aspecto es prioritario, ya que el primer eslabón de la cadena reside “en la evaluación en edades tempranas del mayor número posible de capacidades potenciales. Otra de las claves para potenciar el desarrollo cognitivo es facilitar al individuo su encuentro con su vocación, fundamentalmente a través del diseño de experiencias variadas, transversales y creativas”, reseña el director general de Fundación Promete.
Entre las acciones concretas que promueve la citada fundación está la convocatoria abierta permanentemente de becas, que tiene como objeto la concesión de ayudas a niños y jóvenes menores de 25 años con algún talento específico, con el fin de contribuir a su especialización y dando prioridad a las rentas bajas.
“El talento de las personas es el recurso más valioso de toda la sociedad. Debemos aprovechar esta crisis para poner al individuo en el centro del proceso, evaluar sus capacidades y diseñar un itinerario educativo más personalizado. Desde el proyecto de Fundación Promete existe un sentimiento general de necesidad de cambio, de sumar nuestro grano de arena para adaptar el modelo actual a las necesidades de la sociedad. Hay que transmitir a esta sociedad la importancia de proteger y potenciar la inteligencia”, concluye Raúl Martínez.
A través del microscopio
Cristina tiene 11 años y regenta segundo de ESO ya que está acelerada un curso. Con 8 meses comenzó a hablar y con 18 utilizaba el lenguaje propio de un niño de 6 años. La mitología, Egipto o los dinosaurios son algunas de sus aficiones. “Un día nos sorprendió cuando por casualidad le estábamos leyendo un cuento y nos equivocamos de palabra. Cristina nos corrigió y a continuación recitó toda la página entera. Conocía de memoria una colección de 60 obras infantiles, pero lo más excepcional era que aún no sabía leer”, rememora su padre, Francisco Rivero. Casi por casualidad se descubrió la capacidad de la pequeña Rivero, después llegó Alba, de 6 años, pero “todo fue más rodado. No pensábamos que tuviera altas capacidades pero al pasarle las pruebas fue detectado su elevado cociente intelectual”, apuntó Francisco.
La potencialidad de las pequeñas Rivero es sorprendente. Sin el desarrollo adecuado, sus condiciones se estrellarían en un muro insalvable. Los centros escolares mantienen el estatus de ágoras del conocimiento. Condición que deben propulsar para crear el espacio idóneo para cada persona, para cada capacidad. Aprendizajes pret a pórter. El tedio debe ser una característica olvidada y no estar presente como en la actualidad. “No me gusta ir al colegio porque es aburrido, aunque ¿a qué niño le gusta ir? En mi caso particular, se debe a que pienso que voy a aprender cosas muy variadas e interesantes y no es así”, asevera Cristina. El pensamiento de Alba no dista mucho de la opinión de su hermana. “Me ocurre igual, aunque sí que me gusta ir cada día pues tengo muchos amigos”, señala.
Cada niño tiene una concepción de la clase ideal. A veces, integrar a todo un colectivo en un mismo aula es contraproducente. La masa se prioriza por encima del individuo, de su capacidad de aprendizaje. Hay que encontrar la virtud del punto medio. Las opiniones pueden ser muy dispares, pero siempre hay que escuchar al máximo afectado. “Me gustarían unas clases adaptadas al ritmo de cada alumno y que incluyeran materias tan interesantes como mitología, astronomía, diseño, informática o filosofía”, describe Cristina. Por su parte, Alba aporta también su visión platónica de un aula: “Quisiera que las clases fueran menos aburridas, que no repitan tanto las cosas”.
En la génesis del descubrimiento
Cuando a una familia se le cae la venda y observa cómo su hijo es calificado de ‘sobredotado’, existe un momento de desconcierto. “Al principio te quedas fuera de sitio, ya que tienes la imagen preconcebida de un ‘superdotado’ como un niño tocando el piano con gafas y que no se relaciona con nadie. Y de pronto te dicen que tus hijas son así y las miras y no ves en ellas ni por asomo ese prejuicio. Por tanto, debemos desmitificar esos conceptos porque ante todo son niños y niñas y además aportarles toda la ayuda necesaria para que desarrollen todo el talento que tienen para ofrecernos”, explica Francisco Rivero.
Pero no sólo es fundamental el aspecto escolar sobre un niño con altas capacidades. Además se debe generar un contexto adecuado más allá del propio colegio. Francisco Rivero se congratula de contar el apoyo del Centro Andaluz de Diferenciación e Intervención en Superdotados (Cadis) de Sevilla, pionero en la sobredotación intelectual, y de su directora Teresa Fernández, de Adosse y de la Fundación Promete. Estos colectivos permiten un correcto desarrollo de los jóvenes con grandes potencialidades.
En el centro de la problemática también reside el “desconocimiento generalizado del profesorado, ya que terminan la carrera sin haber tratado ninguna materia relacionada con las altas capacidades y su desarrollo”, recalcó Rivero. De ahí que sea también fundamental la tarea de la Fundación Avanza, que ofrece cursos on line para profesores, algunos de ellos homologados por la Junta de Andalucía.
En el horizonte, las asociaciones, fundaciones y familias afectadas apuestan por la evaluación masiva como recurso prioritario que “nos permita conocer las distintas capacidades de la comunidad educativa y nos permita establecer un mapa de aptitudes de cada alumno para ofrecerle luego las herramientas más adecuadas”, concluye Rivero •